Turismo Médico en Cali: Excelencia y Calidez en Servicios de Salud

El turismo médico en Cali ha experimentado un crecimiento significativo, convirtiendo a la ciudad en uno de los destinos preferidos por pacientes internacionales. Con una combinación única de excelencia médica, tecnología avanzada y un trato humano cálido, Cali ofrece una amplia gama de procedimientos a precios competitivos.

Según la Alcaldía de Cali, en la ciudad hay alrededor de 40 clínicas, 8 clínicas de oftalmología, 265 de odontología y alrededor de 180 centros de estética. Además, hay seis facultades de medicina y 13 centros de investigación. Un laboratorio propicio para el desarrollo médico y para un nuevo negocio.

Procedimientos destacados y especialidades médicas

José Ordóñez es barbado, luce una camiseta azul, pantaloneta gris y unos tenis. Lleva una cadena dorada en su cuello, con el dije de una cruz. Está sentado en la sala de estar de la oficina internacional de la Fundación Valle del Lili, pero no tiene la pinta ni la angustia características de un paciente.

“En Ecuador me diagnosticaron un cáncer de tiroides, una posible metástasis pulmonar y en un centro oncológico de allá no me dieron mucha expectativa de vida”, explicó José. “Me dijeron que tenía alrededor de diez años más. Yo recién me había casado, me había graduado hace un año y medio, mi vida se venía abajo”, agregó.

Pero, como médico de profesión, José buscó una segunda opinión. Contaba con un seguro médico internacional, algo habitual en ese país, que por $60 dólares permite recibir atención médica en el exterior. Un colega le recomendó la Valle de la Lili y decidió viajar en cuanto pudo. “El tratamiento y las formas de decir las cosas de los médicos de aquí me dieron mucha tranquilidad. Me revitalizaron, me dieron fe”, agregó.

Vino por primera vez en 2023, pasó por una cirugía, luego para una terapia con yodo y ahora regresó a una cita de control. Cada que viene son tres horas en carro de Cuenca hasta Guayaquil, un avión hasta Bogotá y otro hasta Cali. 12 horas en total, que se justifican al tener un tratamiento más oportuno y de un nivel superior que en Ecuador.

Beneficios del turismo médico en Cali

El Hospital Valle de la Lili está al sur de Cali, justo al lado de la autopista Simón Bolívar. Sus bloques de ladrillo, que más que de un hospital, parecen de un centro comercial o de una universidad. Adentro hay cafés, jardines, fuentes y sus pasillos no tienen la luz pálida de las clínicas promedio. En el primer piso, al fondo, está la oficina donde se encargan de gestionar las solicitudes de alrededor de 2.500 pacientes importados, entre los que vienen y los que atienden virtualmente.

“En Colombia tenemos unos estándares muy exigentes, respecto a vecinos como Ecuador, Perú, Panamá y Centroamérica”, dijo la doctora Ana Cristina Arboleda, coordinadora de la oficina, que existe hace 15 años. “Cali fue sensible y generó esa conciencia de que el usuario del paciente internacional requería de ese proceso diferencial en su atención”, agregó.

Más hacia el norte, hay otra clínica a la que llegan extranjeros casi todos los días, la mayoría de ellos con acento caribeño. Un complejo de edificios blancos, más acordes a la imagen tradicional de una clínica, que abarcan alrededor de tres manzanas. Una de sus visitantes es Bibi Richards, de 55 años. Es de Guyana, pero vive en San Martín, una isla del caribe que pertenece a Países Bajos. El seguro médico de su país le ofreció ir al exterior para tratar un bloqueo nervioso.

“Me ofrecieron Panamá, Santo Domingo o Curazao, pero escogí acá porque el servicio y el personal son muy cálidos, me hacen sentir muy cómoda”, contó Bibi. Es su octava visita a Cali.

A diferencia de José, que se encarga de buscar la comida y el hospedaje por su propia cuenta, Bibi encomienda a la clínica todo lo que necesita. Para ello tiene asignado un Case Manager, un asistente que encargado de resolver. Desde reclamar una fórmula médica hasta ir de compras a un centro comercial.

Experiencias de pacientes

Así como José y Bibi requieren atención de alta complejidad, otras personas buscan retoques ambulatorios en instituciones más pequeñas y consultorios independientes.

“Por un lado está el turismo médico de alta complejidad, que es cuando hablamos de cirugías y tratamientos complejos. Al otro, el de cirugías plásticas, odontología, oftalmología, lo llamamos turismo médico de mediana o baja complejidad”, explicó Ana Castillo, directora de competitividad de la Cámara de Comercio de Cali.

La fama de la medicina caleña atrajo otro tipo de famas. Artistas extranjeros que nunca han estado en concierto en Cali han venido a la ciudad para citas médicas y odontológicas. La rapera Cardi B estuvo en la ciudad en enero y como ella han venido otras celebridades como Offset, French Montana y Rick Ross, quienes le sacaron brillo a sus dientes donde el odontólogo Mario Montoya.

“Vine a Colombia por mi sonrisa del millón de dólares”, dice Montana en un video de Instagram. “Todos te tratan como si fueras su familia, fue un gran viaje y Colombia es un país hermoso”, dice el rapero marroquí, mientras muestra su nueva sonrisa millonaria.

Además del prestigio y la hospitalidad, otro de los ganchos para atraer pacientes son sus precios. En 2020, por ejemplo, un bypass gástrico valía $26 mil dólares en Estados Unidos, mientras que en Colombia valía $7 mil, según cálculos de la Cámara de Comercio. Otros procedimientos más delicados, como un bypass de corazón o un remplazo aórtico, superaban los $100 mil dólares en el Norte, y aquí se hacían por $30 mil.

Para más información sobre turismo médico en Cali y cómo planificar tu viaje, visita www.aboutti.co/contact

Este contenido se inspira en el destacado trabajo realizado por Julio César Caicedo Cano para La Silla Vacía, titulado ‘Turismo médico en Cali: la ciudad que importa pacientes y exporta vida’. Este artículo profundiza en cómo Cali se ha convertido en un epicentro para el turismo médico, atrayendo a pacientes de todo el mundo gracias a sus servicios médicos de alta calidad y avanzadas prácticas de atención. Para leer el artículo completo y obtener una comprensión más detallada sobre este fenómeno, te invitamos a visitar La Silla Vacía

Consulta el articulo completo,

Autor:  Julio César Caicedo Cano